10.11.05

 

Estudio en EE.UU confirma que la exposición al tabaco en los ecrãs es una de las principales formas de agrupación de nuevos fumadores jóvenes

Como ya estamos próximos del día 17 de Noviembre, el Día del No Fumador, decidí desde ya abordar este tema. De subrayar igualmente que este puede también ser considerado un ejemplo en que la educación para los medía es igualmente sinónimo de educación para la salud.

Este estudio fue financiado por el Instituto Nacional de Cancro (National Cancer Institute) y publicado en la publicación Pediatrics (la revista de la Academia Americana de Pediatras (American Academy of Pediatrics), visando investigar la influencia de fumar en la vida real por el ver fumar en películas. Para el efecto, los investigadores entrevistaron 6500 jóvenes de las 10 a los 14 años, a nivel nacional.

Después de hagan uno controlo el 20 otros factores (personales, sociales y de los medía) que podrían alterar el estudio, los investigadores obtuvieron las siguientes conclusiones:

• La exposición la imágenes de fumadores en el ecrã es fuertemente asociada a la iniciación al fumar por parte de los adolescentes.

• Después de ajusten todos los otros factores, los jóvenes de la franja etária 10-14 que ven más de este tipo de películas son casi 3 veces más susceptibles de empezar a fumar que los que vieron menos.

Esta fuerte asociación, combinada con la exposición casi universal de los jóvenes al consumo de tabaco en películas, nos lleva a creer que la industria cinematográfica es uno de los principales canales para reclutar nuevos fumadores en Estados Unidos, pero eventualmente noutros países donde se ven muchas películas americanos, como España.

El impacto massivo de las imágenes de consumo de tabaco en películas nos lleva a concluir que este podría ser más uno factor la considerar en las clasificaciones de películas. Es decir, además de la exposición de violencia o sexo, películas donde los actores estén regularmente a fumar deberían ver también ver su clasificación aumentada para una franja etária mayor, considerando estas futuras consequências maléficas para la salud de los jóvenes, al incentivá-las a fumar.

Y todavía de acuerdo con el estudio, en los últimos 6 años, 77% de las películas cuya clasificación era aconsejable hasta a los 13 años presentaba consumos de tabaco. Y este tipo de películas es también intensamente promovido para la franja etária 12-17, el grupo más susceptible de empezar a fumar. Nueve de cada 10 fumadores empiezan cuando son adolescentes.

Tal medida produciría por lo tanto grandes beneficios potenciales para la salud pública, virtualmente sin cualquier coste.

La prevención tabagística en los más jóvenes es una de las llaves para reducir las muertes y enfermedades causadas por el consumo de tabaco.Como ya dijo atrás, la distribución global de las películas americanos vuelve esta cuestión de la exposición al consumo de tabaco en el ecrã un imperativo de salud pública a nivel mundial.

Se aconseja sin embargo, mientras las autoridades no avancen, que padres y profesores discutan estas cuestiones, alertando los críos para esta situación y para los maleficios del tabaco, a pesar de todo el glamour escenificado en las películas cuando los actores están a fumar.

Caso vaya a ver una película con sus hijos o mismo cuando estos fueren solos o con amigos, conocerse algém que ya haya visto esa misma película, busque preguntarle se existen muchos personajes a fumar y después, o alerte su hijo para la cuestión o busque que él vaya a ver otra película.

Si cada vez más gente tuviere esta actitud, creo que la industria cinematográfica irá a tomar alguna actitud...

Comments: Publicar un comentario en la entrada

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?